Ir al contenido principal

Los amores de verano de mi hijo

Lunes, 21 de Enero 2013  |  5:44 pm
Los amores de verano de mi hijo
Los amores de verano son muy frecuentes en esta época del año y en muchos casos nuestros hijos adolescentes se involucran afectivamente con otra persona. Existen una serie de factores que facilitan que este tipo de enamoramientos se den: Los chicos están de vacaciones, ya no hay responsabilidades académicas, el sol, la playa, la arena, etc. favorecen a que nuestros hijos se enamoren.  Todos estos factores en su conjunto nos dejan un camino más fácil para poder enamorarnos que si no es bien llevada podría generar consecuencias emocionales en los adolescentes.
Qué debemos hacer nosotros como padres?
Primero no darle demasiada importancia al tema porque por lo general son amores pasajeros.
Si vemos que esta relación se profundiza y ya deja de ser pasajera,  hablar claramente con nuestros hijos; es muy importante que ninguna de las partes involucradas salga dañado. Aquí es de suma importancia la orientación que como padres les demos a nuestros hijos.
Conocer a la persona que viene saliendo con nuestro hijo (a) para saber de quién se trata.
Los amores de verano pueden llegar a ser muy intensos y por ello hay que tratarlos con cuidado. Pueden dejarnos lindos recuerdos pero también puede darse lo contrario y dejarnos emocionalmente frágiles.
Enseñarles a que actúen con responsabilidad y que asuman la consecuencia de sus actos. De ellos depende.
Dra. Liliana Tuñoque - Psicoterapeuta

 http://www.rpp.com.pe/2013-01-21-los-amores-de-verano-de-mi-hijo-noticia_559881.html

Entradas populares de este blog

Mi hijo tiene un amigo imaginario

Muchos padres se preocupan cuando ven y oyen a sus hijos hablar con muñecos, osos de peluche, cosas o ‘seres’ invisibles. Piensan que tienen algún problema, pero eso no es así. Tranquila. La figura que los acompaña es el ‘amigo imaginario’ y es normal que lo tengan hasta los 3 años. En esta etapa, sostiene Liliana Tuñoque, psicoterapeuta de Urología Peruana, el menor empieza a desarrollar un mundo de fantasía paralelo a la realidad en la que vive. Y no hay por qué asustarse ni angustiarse, es parte de su crecimiento. La labor de los padres es conversar con su niño y ayudarlo a diferenciar la fantasía de la realidad. Explícale que está bien que tenga un amiguito imaginario, pero eso no debe provocar que se aísle. Dile: “Este es tu muñeco, tu amigo de muchos juegos pero mira, aquí está tu primito que también quiere compartir momentos divertidos contigo”.  BENEFICIOS   Refuerza su imaginación y creatividad. De cierta forma, le da más seguridad porque sentirá que no está solo

¿Si tengo Deja vú, estoy teniendo problemas mentales?

“Eso ya lo viví” o “ya estuve aquí antes”, es una de las frases que escuchamos cuando sentimos estar en una situación que ya has vivido, aunque estés en un sitio nuevo y con gente nueva. Esta sensación que quizás te es conocida, es Deja vú. Pero, ante esta sensación muchos se han sentido extraños y hasta han pensado que tienen problemas mentales, ¿será cierto? Ante esta situación, la Dra. Liliana Tuñoque, psicoterapeuta y psicóloga de Clínica Internacional nos explica todo lo relacionado al Deja vú. ¡Atenta y toma nota! El Deja Vu es una condición mental donde se tiene la sensación de que una situación determinada ya lo hemos vivido con anterioridad, aunque en realidad sea una situación totalmente nueva para nosotros. Siga el enlace al artículo completo dando CLICK AQUI

¿Cuándo empiezan los niños a desarrollar la curiosidad por su cuerpo?

  Desde muy pequeños, a los niños les interesa aprender cosas sobre sus propios cuerpos. Perciben las diferencias existentes entre niños y niñas y sienten una curiosidad natural al respecto. Los niños de uno a dos años se tocan los genitales a menudo cuando están desnudos, como cuando los bañan o les cambian los pañales. En esta etapa del desarrollo, todavía no han desarrollado el pudor. Este tipo de comportamiento no debe considerarse una actividad sexual propia de los adultos sino una muestra de la curiosidad natural y completamente normal propia de los niños. Por lo tanto, tal y como afirma la Academia Americana de Pediatría (AAP), este tipo de comportamiento no merece reprimendas ni castigos. Entonces, ¿qué debería hacer cuando su hijo pequeño empieza a tocarse los genitales? Cada familia enfoca este tema de una forma diferente, en función de sus valores, lo cómodos que se sienten tratando este tipo de cuestiones y su estilo. Pero deberá tener en cuenta que la forma en que us