Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

¿Cómo preparar a los niños para un sismo?


Para afrontar un movimiento telúrico, los pequeños necesitan, además de la mochila de emergencia, la compañía y protección de los adultos.


Enséñeles a los niños que los sismos son fenómenos naturales y que deben tener calma. (Internet)
La tecnología actual no permite detectar un sismo con anticipación, así que la única manera de enfrentarlo consiste en prevenir. Al respecto, Liliana Tuñoque, psicóloga de la Clínica Internacional, recomienda que, mediante un lenguaje simple y lúdico, los adultos expliquen a sus hijos por qué ocurre esta clase de fenómeno y cómo se debe actuar durante el mismo. “El adulto debe transmitir seguridad. Si el niño nos ve nerviosos, también se pondrá nervioso. Somos los referentes y debemos ser ecuánimes. Nada mejor que el ejemplo. En cambio, hay papás que salen corriendo durante el temblor y se olvidan de los pequeños”, apunta Tuñoque.  Asimismo, hay que evitar los insultos, gritos y humillaciones. Burlarse o llamar cobarde a un niño que se asusta representa un terrible golpe para su autoestima. “Al contrario, el niño debe sentirse apoyado y protegido por sus padres. Por eso, también es muy importante que cuente cómo se sintió durante el incidente. Eso ayuda a aliviar la angustia ya que muchos niños se quedan asustados, no quieren dormir solos o se empiezan a orinar en el cama”, dice la especialista.

Publicado en Perú 21, el 29 de abril de 2012.
http://peru21.pe/2012/04/29/vida21/como-preparar-ninos-sismo-2022065

El regalo que merecen los hijos

Regalar es una forma de educar. Sepa por qué los padres deben reflexionar antes de comprar los obsequios navideños a sus hijos.

La Navidad está cerca. Muchos niños ya están pensando en sus listas de regalos y los padres ya están haciendo malabares con el presupuesto para poder complacer a sus hijos. Sin embargo, antes de regalar, deben hacerse una pregunta: ¿qué regalo merece mi hijo? “El regalo está en función a lo que el niño ha hecho”, afirma Liliana Tuñoque, psicóloga infantil de Urología Peruana. Explica que si el niño ha tenido un buen rendimiento escolar y buena conducta, merece un premio por ese esfuerzo. En cambio, si el niño no estudia, se porta mal y aun así se le regalan cosas, lo que se hace es reforzar ese tipo de comportamiento. “Es como si lo premiaran por ser así”, dice la especialista.
Es común que los padres que trabajan y no comparten mucho tiempo con los hijos intenten compensar esa carencia con numerosos o costos regalos. Es un error. Según Tuñoque, le están enseñando a no valorar las cosas y a ser demandante, tirano, egocéntrico, narcisista y contar con poca tolerancia a la frustración. “Creerá que merece todo y que si recibe más regalos, lo quieren más, y si no recibe ninguno, no lo quieren. Cuando, en realidad, hace falta un regalo para simbolizar todo el amor de los padres”, apunta.

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos neuroconductuales más comunes de la niñez. Generalmente se diagnostica desde la infancia y a menudo perdura hasta la edad adulta. Los niños con TDAH tienen dificultad para prestar atención, presentan un comportamiento impulsivo (pueden actuar sin pensar en las consecuencias) y, en algunos casos, son hiperactivos.

Signos y síntomas
Es normal que en ocasiones a los niños les cueste trabajo concentrarse y comportarse adecuadamente. Sin embargo en el caso de los pequeños con TDAH esta conducta frecuente no llega a controlarse. Los síntomas son permanentes y pueden ocasionarles problemas en la escuela, el hogar o con los amigos.

Un niño con TDAH puede presentar una gran lista de síntomas, citamos los mas importantes:
  • Dificultad para prestar atención
  • Soñar despierto muy a menudo
  • No escuchar a los demás
  • Distraerse fácilmente al hacer las tareas o al jugar
  • Ser muy  olvidadizo
  • Estar desplazándose contínuamente de un lado a otro o ser incapaz de quedarse sentado
  • Estarse moviendo todo el tiempo y no estarse quieto
  • Hablar demasiado
  • No poder jugar tranquilamente
  • Actuar y hablar sin pensar
  • Tener dificultad para esperar (un turno, en la fila)
  • Interrumpir constantementelas conversaciones
Diagnóstico
No existe un examen de evaluación único para diagnosticar el TDAH; además, muchos otros problemas, como la ansiedad, la depresión y ciertos tipos de discapacidades del aprendizaje pueden presentar síntomas similares.
El diagnóstico debe ser realizado por un profesional y generalmente se hace en un proceso con varias etapas.
Lo primero es descartar problemas médicos como los de audición y visión para descartar. Además debe ser evaluado por el psicólogo para establecer el correcto diagnóstico de no existir problemas funcionales (mñedicos), los antecedentes familiares son de gran importancia.

Tratamiento
El tratamiento es bimodal, es decir, tiene dos partes, cada una de las cuales es muy importante.
Se establece medicación y se inicia psicoterapia.
No existe un solo tratamiento idóneo para todos los niños y un buen plan de tratamiento incluirá una vigilancia estrecha, seguimiento y los cambios que sean necesarios a lo largo del proceso.
 

Usted ocupa el número