Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

El respeto a los abuelos en la familia

Pautas importantes para que los hijos valoren a estos importantes seres.


Los abuelos son piezas invaluables en la estructura familiar. Aportan experiencia, conocimiento, afecto. En suma, ayudan a enriquecer la vida emocional de sus nietos.
Sin embargo, hay niños que no respetan a sus abuelos. No toman en cuentan sus opiniones, los marginan y hasta se burlan de ellos. ¿Cómo evitar este escenario? “El ejemplo lo dan los padres”, asegura Liliana Tuñoque, psicóloga de la Clínica Internacional. “Si los niños ven que papá y mamá no respetan a sus propios padres (los abuelos), también se comportarán así”, sostiene.
La especialista recomienda que sean los padres quienes valoren primero la figura de los abuelos. Escenas como “no te metas, yo sé cómo crío a mis hijos” resultan negativas pues los hijos pueden verlas y actuar en función de ese ejemplo. “Así se les quita autoridad a los abuelos”, anota Tuñoque.
Asimismo, cualquier falta de respeto por parte de los niños hacia los abuelos debe ser corregida de manera inmediata. Finalmente, para estimular el respeto y la armonía, los padres deben organizar momentos para compartir en familia. Reuniones, sobremesas, paseos, en fin, dinámicas que incluyan a los abuelos.

Peru 21. Domingo 30 de septiembre del 2012

Hablar de sexo con adolescentes

Los padres deben ser los primeros en educar a sus hijos en materia sexual. Sepa por qué.

La sexualidad no debería ser un tabú en el hogar. Lo ideal es que padres e hijos dialoguen sobre este tema de manera franca, a fin de que estén bien instruidos y evitar que obtengan información distorsionada de otras fuentes.
“Las primeras conversaciones sobre sexualidad podrían empezar a partir de los 11 años. Es una edad referencial, ojo, ya que puede ser antes o después. Eso está en función de la psicología de cada niño y del medio en el que se desenvuelve”, asegura Liliana Tuñoque, psicóloga de la clínica Internacional.
Tuñoque plantea cuatro grandes temas que un adolescentes de 14 o 15 años ya debería conocer gracias a sus padres: *las diferencias sexuales entre hombre y mujer; la reproducción sexual propiamente dicha; los métodos anticonceptivos; y las enfermedades de transmisión sexual. *
En el diálogo se debe poner énfasis en los valores morales y emplear los términos correctos, sin diminutivos. Tampoco hay que saturar de información, solo brindar lo indispensable. Asimismo, en el ambiente donde se produce el diálogo debe primar la seriedad y la confianza. “Hablar de sexo no equivale a incentivarlos para que tengan relaciones. No. Simplemente, se trata de brindarles herramientas para que actúen con responsabilidad”, asegura Tuñoque.
 

Usted ocupa el número