Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

No críes un hijo machista...!

Cuántas veces le has dicho a tu hijo ‘los hombres no lloran’ o ‘los machos no juegan a la cocinita’. Estas son frases que parecen inofensivas, pero en realidad fomentan el machismo en los ni- ños, pues interiorizan la idea de que los varones tienen poder y las mujeres son inferiores

La psicoterapeuta Liliana Tuñoque asegura que los padres deben fomentar la equidad y no exonerar al varoncito de las tareas del hogar por su género. Todos deben compartir las obligaciones y el padre debe dar el ejemplo. “Si no ayuda en casa, grita a su pareja y siempre está con poses de ‘macho alfa’, hay muchas probabilidades de que el hijo sea igual a él”, dice la especialista. Por eso, es esencial que el papá se muestre colaborador con la esposa, sea tolerante y cariñoso con su familia para que el menor sepa que dar amor no es señal de debilidad.

VIOLENTO
Dile a tu engreído que decirle a su hermana ‘que debe atenderlo porque él es hombre y ella, mujer’, es una forma de ejercer violencia hacia ella porque le está atribuyendo un rol de servicio solo por ser mujer. Dile que él también puede servirle a su hermana y que es una muestra de igualdad y amor. Si ves que juega muy tosco con sus amigos, habla con él y explícale que con ese estilo lastima a los demás. No pienses que ‘son juegos de niños’ porque de ti depende que tu hijo se convierta en un adulto empático (que entiende los sentimientos y necesidades de los demás) o sea egoísta y agresivo.

5 consejos para evitar desatar tu ira...!

Qué hacer si nos avergüenzan en público, si nos provocan con violencia. Es decir, qué hacer si tenemos que enfrentarnos a una situación impensada que nos pone al límite. ¿Lloramos? ¿Ponemos la otra mejilla? ¿Respondemos del mismo modo? ¿Corremos despavoridas? No, querida amiga, aunque no lo creas siempre hay una salida. O en este caso, una buena respuesta. 


1. Se oye fácil, sí, pero siempre lo mejor será reaccionar con tranquilidad. Si actuamos de forma drástica –llevadas por la rabia, la frustración o la molestia-, lo más seguro es que tomemos una decisión equivocada. 
2. Si reaccionas mal (por ejemplo con violencia),  es muy posible que luego llegue el arrepentimiento, la culpa, la vergüenza. Pero para entonces será demasiado tarde, pues el daño (herir a los demás o perjudicarte tú misma) ya estará hecho. Piensa siempre en las consecuencias.
3. Si crees que no puedes contenerte por más que lo intentes, respira profundo, ve a buscar un vaso con agua, retírate un momento del lugar y regresa más calmada. El tiempo ayuda a calmar cualquier arranque de nervios o de cólera.
4. Es cierto que hay personalidades más explosivas, otras más calmadas. En cualquier caso, el deporte es un buen canalizador de la energía contenida, que luego se puede manifestar en alguna reacción desproporcionada. Ejercita tu cuerpo y calmarás tu mente. 
5. Si tienes niños, enséñales desde pequeños a ser asertivos y tolerantes, pues una vez de adolescentes o de adultos nos resulta más difícil corregir ciertas conductas intransigentes. Por ejemplo, un buen momento para compartir opiniones diferentes es en la mesa.
Fuente: Liliana Tuñoque
http://elcomercio.pe/viu/estar-bien/cinco-consejos-afrontar-situaciones-que-desaten-tu-ira-noticia-1867788
 

Usted ocupa el número