Social Icons

twitterfacebookgoogle pluslinkedinrss feedemail

Mi hijo tiene un amigo imaginario


Muchos padres se preocupan cuando ven y oyen a sus hijos hablar con muñecos, osos de peluche, cosas o ‘seres’ invisibles. Piensan que tienen algún problema, pero eso no es así. Tranquila. La figura que los acompaña es el ‘amigo imaginario’ y es normal que lo tengan hasta los 3 años.
En esta etapa, sostiene Liliana Tuñoque, psicoterapeuta de Urología Peruana, el menor empieza a desarrollar un mundo de fantasía paralelo a la realidad en la que vive. Y no hay por qué asustarse ni angustiarse, es parte de su crecimiento. La labor de los padres es conversar con su niño y ayudarlo a diferenciar la fantasía de la realidad. Explícale que está bien que tenga un amiguito imaginario, pero eso no debe provocar que se aísle. Dile: “Este es tu muñeco, tu amigo de muchos juegos pero mira, aquí está tu primito que también quiere compartir momentos divertidos contigo”. 

BENEFICIOS 

  • Refuerza su imaginación y creatividad.
  • De cierta forma, le da más seguridad porque sentirá que no está solo. 
  • Entenderá mejor el punto de vista de los demás, ya que al crear un diálogo con su amigo imaginario sabrá lo que al otro no le gusta. 


CONSEJO 
Interésate por este amigo imaginario. Muchas veces los niños, a través de sus juegos, expresan sus vivencias y temores. Es la oportunidad perfecta para acercarte más a su lado emocional y reforzar el vínculo padre-hijo. 
 

Usted ocupa el número