Ir al contenido principal
Los primeros días de noviembre las calles de Lima parecen vivir en un domingo perpetuo. La población, en general, aprovecha el feriado largo para visitar otros lugares del Perú. Y esta motivación por romper la rutina es positiva desde la psicología.

El viaje para una persona es “el desajuste de todos sus sentidos”, señala el filósofo francés Michel Onfray en su libro “Teoría del viaje. Poética de la geografía”. Está comprobado que el experimentar una realidad distinta a la que uno está habituado ayuda a construir una persona más madura consigo misma y con los demás.

RPP Noticias conversó con la psicoterapeuta Liliana Tuñoque, de la Clínica Internacional, quien señala que el viajar es todo un desafío mental para el ser humano porque rompe con la realidad habitual que lo rodea. Ya sea solo, o acompañado, el desplazarse por zonas desconocidas nos pone a prueba.


BENEFICIOS DEL VIAJE
El reto de viajar hace descubrir a la persona destrezas, miedos y actitudes que jamás pensó tener o, mejor dicho, ocultar. La psicoterapeuta explica que entre los beneficios que se encuentran al viajar ─a otro país u otra ciudad─ son la baja del estrés y la ansiedad porque en un viaje no se vive al ritmo de un horario laboral, sino emocional. Cada hora no se vive por un resultado productivo, sino por una emoción humana.

El hecho de sentir emociones que se desprenden de experiencias jamás vividas “humaniza”, dice Tuñoque. Si bien es necesario tener una agenda de viaje, no es recomendable tener todo cuadriculado sino se vuelve un trabajo más. La sensación de bienestar debe ser natural, no producto de una fórmula.


Noticia relacionada

La empatía es el sentimiento que nos mueve a ayudar a otros
Los primeros días de noviembre las calles de Lima parecen vivir en un domingo perpetuo. La población, en general, aprovecha el feriado largo para visitar otros lugares del Perú. Y esta motivación por romper la rutina es positiva desde la psicología.

El viaje para una persona es “el desajuste de todos sus sentidos”, señala el filósofo francés Michel Onfray en su libro “Teoría del viaje. Poética de la geografía”. Está comprobado que el experimentar una realidad distinta a la que uno está habituado ayuda a construir una persona más madura consigo misma y con los demás.

RPP Noticias conversó con la psicoterapeuta Liliana Tuñoque, de la Clínica Internacional, quien señala que el viajar es todo un desafío mental para el ser humano porque rompe con la realidad habitual que lo rodea. Ya sea solo, o acompañado, el desplazarse por zonas desconocidas nos pone a prueba.

BENEFICIOS DEL VIAJE
El reto de viajar hace descubrir a la persona destrezas, miedos y actitudes que jamás pensó tener o, mejor dicho, ocultar. La psicoterapeuta explica que entre los beneficios que se encuentran al viajar ─a otro país u otra ciudad─ son la baja del estrés y la ansiedad porque en un viaje no se vive al ritmo de un horario laboral, sino emocional. Cada hora no se vive por un resultado productivo, sino por una emoción humana.

El hecho de sentir emociones que se desprenden de experiencias jamás vividas “humaniza”, dice Tuñoque. Si bien es necesario tener una agenda de viaje, no es recomendable tener todo cuadriculado sino se vuelve un trabajo más. La sensación de bienestar debe ser natural, no producto de una fórmula.

El comienzo de un viaje es una apertura a varias posibilidades de aprendizajes.
El comienzo de un viaje es una apertura a varias posibilidades de aprendizajes.
La necesidad de ser viajero y no un turista
El filósofo Michel Onfray sostiene la diferencia entre un viajero y un turista. Mientras que el primero vive el viaje con la inocencia de un niño; el segundo observa la nueva realidad con muchas expectativas. Como un consumidor que compra un producto y espera que funcione. Ese tipo de pensamiento no ayuda a la persona a formarse, se señala en el texto.

Liliana Tuñoque agrega que debido a las vivencias novedosas y el contacto con personas extrañas durante un viaje, la persona ejercita su empatía y se encuentra en aprendizaje constante. Lo que al final de cuentas le otorga mayor seguridad.

Lo importante del viaje, ya sea por necesidad o por recreación, está tan presente en el ser humano que incluso una investigación científica (publicada en la revista Evolution and Human Behaviour) afirma haber descubierto una condición genética en las personas por los viajes.

El gen se llama DRD4 7r, pero es más conocido como el “gen viajero” y predispone al individuo hacia una personalidad en búsqueda de la novedad y la hiperactividad. Según el estudio citado, 20% de la población mundial la tiene. Un detalle de la investigación es que la presencia de este gen sería mayor en poblaciones con historias marcadas por la migración.


Una investigación publicada en The Journal of Positive Psychology señala que incluso la importancia del viaje ya ha sido internalizada en las nuevas generaciones por encima de la compra excesiva de mercancías.

La secuencia psicológica que se descubrió en dicha investigación fue que la estabilidad emocional es igual a los valores no materialistas, los cuales predijeron una preferencia por “compras de experiencias”. Esto lleva a una mayor satisfacción psicológica de las necesidades y, en última instancia, un mayor bienestar subjetivo.

Hasta la historia da la razón a los limeños al momento del viaje durante el feriado largo del 1 de noviembre. Una fecha igual en 1520, el navegante portugués Fernando Magallanes cruzó por el estrecho sur de América, ahora conocido como Estrecho de Magallanes.

Así como el viajero portugués perteneció al equipo que le dio la primera vuelta al mundo, el viaje ayuda al individuo a darle la vuelta a su personalidad.

Entradas populares de este blog

Mi hijo tiene un amigo imaginario

Muchos padres se preocupan cuando ven y oyen a sus hijos hablar con muñecos, osos de peluche, cosas o ‘seres’ invisibles. Piensan que tienen algún problema, pero eso no es así. Tranquila. La figura que los acompaña es el ‘amigo imaginario’ y es normal que lo tengan hasta los 3 años. En esta etapa, sostiene Liliana Tuñoque, psicoterapeuta de Urología Peruana, el menor empieza a desarrollar un mundo de fantasía paralelo a la realidad en la que vive. Y no hay por qué asustarse ni angustiarse, es parte de su crecimiento. La labor de los padres es conversar con su niño y ayudarlo a diferenciar la fantasía de la realidad. Explícale que está bien que tenga un amiguito imaginario, pero eso no debe provocar que se aísle. Dile: “Este es tu muñeco, tu amigo de muchos juegos pero mira, aquí está tu primito que también quiere compartir momentos divertidos contigo”.  BENEFICIOS   Refuerza su imaginación y creatividad. De cierta forma, le da más seguridad porque sentirá que no está solo

¿Cuándo empiezan los niños a desarrollar la curiosidad por su cuerpo?

  Desde muy pequeños, a los niños les interesa aprender cosas sobre sus propios cuerpos. Perciben las diferencias existentes entre niños y niñas y sienten una curiosidad natural al respecto. Los niños de uno a dos años se tocan los genitales a menudo cuando están desnudos, como cuando los bañan o les cambian los pañales. En esta etapa del desarrollo, todavía no han desarrollado el pudor. Este tipo de comportamiento no debe considerarse una actividad sexual propia de los adultos sino una muestra de la curiosidad natural y completamente normal propia de los niños. Por lo tanto, tal y como afirma la Academia Americana de Pediatría (AAP), este tipo de comportamiento no merece reprimendas ni castigos. Entonces, ¿qué debería hacer cuando su hijo pequeño empieza a tocarse los genitales? Cada familia enfoca este tema de una forma diferente, en función de sus valores, lo cómodos que se sienten tratando este tipo de cuestiones y su estilo. Pero deberá tener en cuenta que la forma en que us

¿Cómo lidiar con el mal cuñado?

Llevarse mal con él o los hermanos de tu pareja crea conflictos y rencores que pueden destruir tu relación. Después de la suegra, un nuevo personaje puede entrar en la escena para crear conflicto en una pareja: el cuñado o cuñada . Intervienen en las discusiones, se meten en la crianza de los sobrinos, crean una suerte de competencia con el nuevo miembro de la familia y hasta se gastan comentarios poco agradables respecto a él o ella. Claro que, a veces, el depositario de todas esas malas vibras también hace lo suyo. Para la psicoterapeuta del Centro de Psicoterapia Psicoanalítica , Liliana Tuñoque , cuando los cuñados intervienen en la relación de pareja de sus hermanas o hermanos es inevitable que esta se perjudique, ya que la unión familiar se rompe y se genera un conflicto interno donde, por un lado, está el vínculo sentimental y por el otro, el sanguíneo, imposible de separar. “Por eso, es importante delimitar los espacios y darle el lugar, impo